Staff Picks | Soundtracks y Scores

Un buen soundtrack salva hasta a la película más terrible, o de menos la hace soportable.

La palestra de temas se expande en Worship, la música sigue dominando la línea editorial de esta publicación electrónica; sin embargo, la apasionada adicción al cine de varios de los elementos del staff nos ha impulsado a crear nuevos contenidos, en los que mezclamos estas dos áreas, dignas de ser alabadas.

En esta ocasión, como parte de la coyuntura informativa rumbo a la nonagésima edición de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, los Oscars pues, decidimos crear un paquete de contenidos transmedia en los que abordamos varios ángulos informativos, siempre teniendo a la música como eje rector.

Al momento hemos publicado una lista de favoritos, reseñas sobre las cintas que más nos gustaron y un podcast donde repasamos a fondo las categorías de score y soundtrack, al mismo tiempo que recordamos algunas de las canciones que aparecieron en el cine y nos marcaron por siempre.

Luego de esta larga justificación e intercalado de temas y música incidental, sean bienvenidos al Staff Pick de esta semana.

Beck y Nigel Godrich trabajaron junto a Edgar Wright y Brian Lee O´Maley para dar vida a Sex Bob-Omb, la banda de Scott Pilgrim.

Esta fue la primera colaboración del dúo Trent ReznorAtticus Ross con David Fincher, crearon el score de “The Social Network”; por este trabajo consiguieron el Oscar en su categoría en 2011.

Una “viejta pero bonita”, ganadora a “Mejor canción Original” en 1993 por la película “Filadelfia”, esta canción también le dio al “Jefe” Bruce Springsteen 4 premios Grammy; ahora seguido la escuchamos en Universal Stereo, sin que esto le reste poder y nos deje de evocar a las imágenes de la cinta.

No podía dejar fuera a Jack Black interpretando a Jack Black (su personaje en realidad se llama Barry) en Alta Fidelidad; creo que fue aquí donde empecé a escarbar en el soul y descubrir las maravillas que Marvin Gaye grabó durante los setentas; sí, las películas también son mapas para descubrir música.

Un clásico del cine de culto y la revalorización de la música que, quizá, en su momento pasó desapercibida; el tema fue lanzado en 1982 por Tears for Fears, casi 20 años después fue reversionado por Michael Andrews y Gary Jules para Donnie Darko, cinta de Richard Kelly que tiene una interesantísima historia detrás de su limitado estreno y su ascenso a la categoría de “culto”.

Stanley Kubrick fue un especialista para seleccionar temas para sus cintas, no se puede decir más al respecto.

Otro experto en seleccionar temas musicales y revalorizarlos a través de memorables diálogos y secuencias filmadas es Quentin Tarantino; a continuación un esbozo de la maestría con la que, en sus siguiente cintas, combinará exquisitos temas con la trama e historia de sus personajes.

Una de las mejores películas de la historia, con un soundtrack que vendió miles de copias, aquí uno de los puntos más altos en la carrera de Michael J. Fox.

Los que nacimos en los ochentas y crecimos en los noventas tenemos tatuado en la memoria el momento en que, por primera vez, vimos dinosaurios en la pantalla grande; dejamos los libros, las revistas y los modelos armables para correr a las salas de cine; el magnífico John Williams musicalizó ese momento.

Hacía un montón que una cinta no me dejaba con esa sensación agridulce, contendiendo este año tenemos a Sufjan Stevens con el hermoso tema principal de “Call Me By Your Name”.

El pilón, una obra incomprendida con un soundtrack que de inmediato nos traslada a los 90, James Franco es un chingón haciendo de Tommy Wiseaw… HAHAHA.