#MundialWorship | Omar El Abd (Egipto)

La pasión por la música es más grande que cualquier cosa

W: Cuéntanos un poco de la escena musical en tu país.

OEA: Es una escena muy ambiciosa. Si no me equivoco, hay alrededor de 15-20 músicos activos involucrados en géneros “no convencionales” que varían entre electrónica, ambiental, avant-garde, experimental y otros. Si bien no es ampliamente aceptado o entendido en Egipto, está ganando impulso. Hay valientes intentos de difundir estos géneros; tenemos eventos pequeños a medianos realizados gracias a los grandes esfuerzos hechos por Mapping Possibilities, VENT, Canale Undici y muchos otros. Esperemos que estos esfuerzos allanen el camino hacia una escena más diversa.

W: ¿Cómo han trabajado para que su música sea escuchada y reconocida a nivel mundial?

OEA: Los sellos discográficos hacen la mayor parte del trabajo para que los músicos sean reconocidos, por lo que para los artistas se necesita mucha paciencia, consistencia e implacabilidad para unirse a uno. Algunos artistas prefieren manejar sus propias relaciones públicas y marketing a través de la búsqueda de fondos y la microgestión de todos los detalles, lo que para mí es extremadamente agotador y consume mucho tiempo. Prefiero concentrarme en el trabajo en sí.

Al acercarme a los sellos discográficos obtuve una respuesta muy positiva de Mathias Van Eecloo, propietario de Eilean Records, en mi primer álbum Music for the Anxious. Esta fue mi entrada al reconocimiento mundial. Siempre estaré agradecido con Mathias por comenzar mi viaje en el mapa.

Después del primer lanzamiento, se vuelve un poco más fácil. Lancé mi álbum Devils for my Darling en el sello Dronarivm. Esto fue seguido por mi colaboración con Pie Are Squared – Śruti Heard, Unspoken, en Eilean Records. Ahora estoy trabajando en mi próximo álbum. Ha pasado casi un año, pero me estoy tomando mi dulce tiempo con este

W: ¿Crees que tu música sea un reflejo de lo que viven en su país o son más experiencias personales?

OEA: No creo que sea ninguna de esas. Si supiera qué refleja mi música, nunca lo haría. La incertidumbre, la ignorancia y el caos sobre uno mismo son un impulso para mí.

W: ¿Es aceptado el género que tocas en tu país?

OEA: Mayormente no, pero cuando se presenta, veo a los seguidores positivamente atractivas incluso si nunca antes estuvieron expuestos a un género similar. Esto es muy esperanzador viendo dónde nos encontramos hoy, diría que hay una gran mejora.

W: ¿Creen que exista un parecido entre la pasión por la música y la pasión por el futbol?

OEA: Para nada.

W: ¿Les emociona la víspera mundialista?

OEA: No diría emocionado. Ahora no me gusta mucho el fútbol, ​​pero me gustan las celebraciones. Recuerdo que nuestro equipo nacional jugó en la Copa Del Mundo de 1990. En aquel entonces, estaba más interesado en ver y jugar fútbol.

W: Si pudieran elegir una de sus canciones para que represente a su país en el mundial, ¿cuál elegirían?

OEA: Hmmmm, eso es complicado, iría con Nymphomania.

W: En dado caso de que si les guste el fútbol, ¿apoyan a un equipo local e internacional? ¿A cuál?

OEA: No apoyo a ningún equipo. A veces veo a nuestro equipo nacional en grandes eventos, pero solo con fines de entretenimiento… y me gustan las palomitas de maíz.

W: Jugador favorito de tu país.

OEA: Iré con la respuesta obvia, Mohamed Salah. Es uno de los pocos jugadores que conozco.

W: Describe a Omar El Abd en 3 palabras.

OEA: Consciousness is deceptive (La conciencia es engañosa).