Entrevista | Patterns

Buscadores de la buena música

“Si no haces que la gente baile, no lo estás haciendo bien” Luigi Jiménez

Patterns es una banda costarricense que en el año 2013, llamó la atención del público gracias al sonido bailable y la vibra ochentera de su álbum debut Dangerous Intentions.  Cuatro años después, la banda prepara el lanzamiento de un nuevo material y se  se sumerge en un proceso de transición y reinvención, en el que buscan experimentar con nuevos sonidos para estar más cerca de su público latino.

La actual alineación está conformada por Estefani Brolo en la voz, Mario Miranda en la batería y  Luigi Jiménez, un sujeto sencillo que a través del groove de su bajo, transmite ganas de bailar y a través de una taza de té, nos comparte su peculiar e interesante visión sobre la música y su cariño hacia el público mexicano.

Así, sorbo a sorbo, fuimos platicando sobre el próximo álbum de Patterns, sus recientes presentaciones en la Ciudad de México y su admiración por bandas ochenteras como Tears for Fears, Peter Gabriel, o Sting.

“Tratamos de ser más orgánicos esta vez, para tener una mayor cercanía con lo que somos. Estamos haciendo todo con mucho amor, con mucho cariño y de una manera muy honesta”. Sin embargo, Luigi asegura que la concepción de este nuevo álbum “fue una transición bien compleja y difícil” ya que una vez que estaba terminado, decidieron iniciar de nuevo y hacerlo en español “había canciones que hacíamos y no sonaban, estuvimos hablando y dijimos, tenemos que ir por otro lado, otro rumbo, tenemos que hacer el disco otra vez. En español”.

Pese a que la lengua materna de los integrantes de Patterns no es el inglés,  Luigi mencionó que el cambio no fue fácil y adaptar el sonido de la banda al español, fue todo un reto. “No era nada más cambiar la letra, tuvimos que volver a componer todo, porque todo cambia al hacerlo en español,  la manera de componer es diferente”.

La banda regresó a nuestro país en medio del estreno de su sencillo Neón, para complacer a sus fans mexicanos y compartir algunos temas del próximo álbum, del cual podremos disfrutar en 2018. “Creo que la respuesta ha sido bastante positiva hasta ahora. Ayer la gente aplaudió las canciones en español muy bien y los comentarios que hemos leído y la respuesta del público ha sido cien por ciento positiva.”

¿Qué te parece el público mexicano, cómo lo describirías?

Me encanta, me parece que lo da todo. El público mexicano lo da todo por lo que le gusta y en México encuentro que hay muchos buscadores de la buena música y una vez que la encuentran, la atesoran y la llevan en el corazón.

Acerca del proceso creativo,  ¿cómo saben cuándo una canción está lista?

No lo sabemos. A veces nos pasa que tenemos una canción terminada y la cambiamos absolutamente; empezamos de cero.  Realmente ninguna canción está terminada hasta que esté terminada.  ¿Cuándo está terminada?, cuando la gente la puede escuchar, cuando la tiene en sus manos.

¿Cómo sentiste esa transición del Inglés al Español?

La transición es un vas y vienes, en la vida misma. Lo importante es saber adaptarse a los cambios.

A pesar del cambio en el idioma, conservan su estilo y la vibra ochentera en este nuevo sencillo.

Claro. Pero llegar a eso que dices, a conservar nuestro estilo, fue rompernos la cabeza. Si hubiéramos hecho lo mismo que veníamos haciendo, no sonaría igual. ¿Por qué?, no lo sé, es algo que va con el lenguaje.  Fue todo un reto, tuvimos que empezar de cero.  Intentamos tomar las canciones y probar y dijimos, suena ‘cheezy’.

No queríamos sonar cheezy, somos amantes de la buena música. Creo que hoy más que nunca, escuchar buena música es difícil porque hay tantas plataformas y hay tanto que está pasando, que tienes que ser casi como un buscador de la buena música para hallar algo, porque si no, los medios masivos te recetan mierda.

Entonces, ¿cuál es la buena música?

La buena música donde tenías una banda que la estaba sosteniendo un buen cantante, la instrumentación, arreglos, una puesta en tarima que te haga vibrar, que te haga mover con buenas letras.  Los medios masivos no hacen esa búsqueda de la buena música, nada más le dan a la gente lo que les dicen que pongan.

Sin embargo, ahora con las nuevas plataformas, la gente que no está satisfecha con lo que los medios tradicionales les ofrecen, tienen la oportunidad de buscar y encontrar música como la de ustedes.

Sí, son tiempos en los que tienes muchas opciones. Tienes tanto lugar en dónde buscar;  pero siempre va a ser más fácil no buscar y que te den  ‘toma, esto es lo que tienes que escuchar’. Si las disqueras hicieran el mismo trabajo que han hecho al Reggaeton con la música alternativa, la gente escucharía música alternativa. Escucharía buena música, como pasó en los 80’s y los 90’s.

Patterns tiene una gran influencia de la música de los 80’s.

Claro. Nosotros crecimos con MTV, cuando era el referente de la buena música. Yo ponía el VHS y grababa todos los videos, porque MTV no paraba de poner videos buenos. Era toda la buena música, tanto latinoamericana como de Reino Unido, como de Estados Unidos. Fue una época que te llenaba. Entonces creces con una percepción diferente, que seguramente las nuevas generaciones también tienen con las nuevas plataformas;  la diferencia, es que ahora tienen que hacer la tarea de buscar la buena música.

¿Algunas canciones que te hayan dejado marcado?

Te puedo hablar de bandas, Tears For Fears es una de las bandas que más nos ha marcado. Sting, Peter Gabriel, Michael Jackson. Son artistas que crecimos escuchando y que nos han dejado una semilla.

 

El nuevo sencillo en español “Neón”, ya se encuentra disponible a través de plataformas digitales y se espera que podamos disfrutar de dos sencillos más, antes de poder escuchar el material completo, coproducido por el experimentado Alan Ortíz, y por el catorce veces ganador del premio Grammy, Venny Faccone.