Entrevista | Balmorhea

"Mismos colores, diferentes sentimientos"

Fotografía: Claire Cottrell

Hablar de música instrumental y diferentes variantes de “post-algo” siempre han sido temas de interés para mi, temas en los que siempre me clavo y me interesa saber más y más. En esta ocasión pude platicar con uno de los embajadores del autodenominado “post-clásico” y “post-minimalismo”. Aquí la plática con Michael Muller, co-fundador de Balmorhea.

W: Austin es una ciudad que vive y se dedica enteramente a la música, ¿fue difícil crear una carrera en una ciudad que arroja muchos proyectos?

B: Es impresionante y emocionante. Así como mencionas en Austin hay una fuerte escena de músicos, productores, y periodistas musicales. De hecho hay algunos periodistas que aseguran que Austin es la capital mundial de la música.  Aquí sobresale el blues, rock, indie rock, country (muy al estilo de Texas), y estos géneros conviven de manera natural en muchos lugares diseñados para gozar música en vivo. Nuestro sonido que incluye chelo, violín, algunas composiciones más clásicas, el uso de sintetizadores y teclados hace que tengamos un sonido diferente a otras bandas de la misma línea como Explosions in the Sky y This Will Destroy You. Tenemos una voz única para el sonido que se hace en Texas. Probablemente si nuestra carrera haya nacido en Nueva York o Los Ángeles, no tendríamos el sonido que tenemos actualmente.

W: ¿Qué te inspiró a hacer música? ¿Tenías planeado dedicarte a otra cosa?

B: Siempre quise dedicarme a esto, desde que estuve en prepa y acabé la universidad. Adquirí un gusto por la música de manera especial ya que mi papá tocaba música antes de que me durmiera. Tomaba su guitarra y tocaba canciones muy tranquilas, como arrullos. Es por eso que tengo una conexión muy íntima con la música y quise seguir con esa línea.

W: Cuéntame de los músicos que te acompañan. ¿Fue difícil encontrar fantásticos colaboradores en un proyecto que se siente muy personal?

B: Como te mencionaba, para mi la música es tener una conexión muy personal y es difícil compartir ese sentimiento con otras personas. Nuestros antiguos integrantes de banda fueron creciendo y sus prioridades cambiaron. Muchos son padres de familia, o trabajan y es muy respetable. Actualmente tenemos un percusionista que fue alumno de nuestro antiguo bateristas. Cuando lo conocí tenía 17 años y ahora es parte de la banda que anda de tour.  Ahora busco gente joven con esa sed de descubrir y “tourear” por medio de música. Digamos que sigo creando conexiones intimas relacionadas a la música.

W: ¿Cómo se dio ese paso de ser completamente folk a incluir sintetizadores y sampleos?

B: Creo que desde el 2007 al 2010 dimos muchos conciertos y un ensamble muy específico. 3 años haciendo lo mismo y la verdad es que me cansé. Nos aburrimos de pintar con los mismo colores y necesitábamos un cambio. Empezamos a experimentar más con teclados, sintetizadores, diferentes músculo para expresar el mismo color. Así logramos llevar nuestro sonido a nuevos lugares expresando lo mismo.

W: Clear Language es un disco que contrasta mucho con sus primeras producciones, ¿lo recomendarían para aquellas personas que apenas están conociendo tu proyecto?

B: ¡Por supuesto! Es un buen cruce donde conviven nuestras primeras creaciones y lo experimental, se aprecia todo nuestro sentimiento. Clear Language es más moderno y contemporáneo, rescatando nuestro camino minimalista. Creo que también deben de escuchar Constellations ya que es nuestro trabajo más “post-clásico”, en cambio Clear Language es nuestro trabajo más “post-minimalista”. No sé, deberían escuchar todo lo que tenemos (risas).

W: Nos abandonaron por mucho tiempo, ¿cómo les fue en su primera visita y qué esperan en esta fecha próxima?

B: ¡Fantástico! Nuestra primera visita nos generó mucha emoción ya que vimos a  mucha gente que ama nuestra música y lo que hacemos. Es hermoso trabajar con personas como Pedro Y El Lobo quienes no ven esto como un negocio, hacen las cosas por amor a la música y eso nos encanta. Así nos nutrimos de amigos que ven la misma pasión que nosotros y vamos haciendo cosas increíbles.

W: Algo que disfruto de sus presentaciones en vivo es la manera en la que cambian de instrumentos en la misma canción, ¿cómo se dio esto?

B: (Risas) Se dio acorde a la música. Cargamos las canciones de instrumentos en el estudio al momento de grabar que no vimos la magnitud de lo que vendría al momento de presentarnos en vivo. Fake Fealty es un buen ejemplo ya que nos movemos mucho en el escenario e intercalamos con varios instrumentos a la vez, ¡nos esforzamos para que sonara lo más parecido a lo que hicimos en el estudio! Una vez que vimos como era el movimiento sobre el escenario lo demás fue pura práctica y algunos choques (risas).

W: ¿Que tanto conocen de la escena musical de México?

B: No conozco mucho. Solo conozco algunos festivales que se hacen en Monterrey y en la CDMX porque varios amigos han tocado en esos festivales. También conozco algunos proyectos con los que trabaja Pedro Y El Lobo

W: Describe a Balmorhea en 3 palabras.

B: ¿3 palabras? Esto sí está difícil. Veamos: emocional, reflexivo (sobre los recuerdos), y  esperanzadorUn amigo nos dijo que nuestra música trata sobre sueños y memorias y creo que está en lo correcto.

Balmorhea se presentará el próximo 20 de febrero en el Teatro Milán. Para adquirir boletos, click aquí.