NME | ¿El fin de una era?

NME anuncia fin de edición impresa

Para Enrique Blanc, periodista mexicano con más de veinte años de experiencia, existen tres puntos en la historia del periodismo que han marcado una pauta sobre la forma de escribir y referirse a la música (Flashback,2012). El primero de ellos, se remite al lejano 1894. Aquel  mismo año en que el mundo de las letras veía nacer a un niño que respondía al nombre de Aldous Huxley, se fundaba Billboard; una publicación estadounidense dedicada a clasificar y enlistar los álbumes y canciones más populares entre las audiencias.

El segundo capítulo de esa historia es protagonizado por la revista New Musical Express, también conocida por sus siglas como NME, un semanario inglés fundado en 1952 que terminaría por convertirse en uno de los máximos exponentes en la cultura musical.

El último de ellos es el nacimiento del medio digital Pitchfork, en 1995. Referente obligado entre las generaciones más frescas, ávidas de nuevas propuestas sonoras.

En conjunto, estas publicaciones vendrían a formar una triada que marcaría tendencia  en la forma de escribir y hablar sobre la música, poniendo en práctica el uso de géneros periodísticos como son la crónica, la entrevista o la reseña.

Pero, ¿a qué viene este breve resumen histórico?  Pues el día de hoy, el director musical de Time Inc, Paul Cheal, ha anunciado el fin de la Era impresa en una de estas publicaciones: la revista NME. Esto debido a los costos de producción y la cada vez menor apuesta de marcas publicitarias, en anunciar sus productos o servicios, sobre papel.

El fin de dicha Era, llegará de manera oficial el próximo viernes, cuando la última edición física llegue a manos del público con la imagen de Arctic Monkeys como portada.

¿Tiempos de crisis o evolución? Yo lo llamaría, adaptación. Los públicos están cambiando, los contenidos están evolucionando y el final de una era, la era impresa, comienza a materializarse. La industria de venta y difusión musical ha cambiado desde hace unos años. Ahora llega el turno de los medios que le dan voz.